Varios expertos niegan la novedad y la imparcialidad del nuevo libro sobre Pío XII

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Se había anunciado como el libro de los documentos inéditos, pues su autor había tenido un acceso “inaudito” a los archivos del Vaticano. Sin embargo, conforme pasan las semanas parece más claro que buena parte del rumor suscitado es fruto de la operación de marketing organizada para promocionar las ventas. Lo realmente inaudito de Hitler’s Pope, de John Cornwell (cfr. servicio 127/99), es la ligereza de muchas de las afirmaciones que contiene.

Contrariamente a las declaraciones del interesado, la Santa Sede no concedió ningún “permiso especial” al periodista británico para examinar archivos que hasta entonces no ha visto nadie. El autor de Hitler’s Pope se ha servido de material ya publicado y ha entrado en los archivos que están abiertos al público. Y, desde luego, tampoco ha sido el único en consultar la documentación del proceso de beatificación de Pío XII.

Incluso el documento que se anunciaba inédito, y sobre el que se apoya buena parte de la argumentación del autor, tampoco es una novedad. Sin necesidad de hacer una investigación exhaustiva, se puede comprobar que es un texto ya publicado. Por ejemplo, está recogido en un análisis histórico centrado en la figura de Pacelli durante su época de nuncio en Alemania, publicado en 1992 en el libro de E. Fattorini, Germania e Santa Sede. Le nunciature di Pacelli (Il Mulino, Bolonia, 1992).

Ese documento, fechado el 18 de abril de 1919, es una carta dirigida al Secretario de Estado vaticano firmada por Eugenio Pacelli, entonces representante pontificio en Berlín. En esa carta, el futuro Pío XII da cuenta al cardenal Gasparri de la efervescencia revolucionaria surgida en Alemania tras el final de la I Guerra Mundial. En un pasaje de la carta, Pacelli describe a Levien, uno de los líderes de la revolución, con estas palabras: “Levien es un jovencito, también él ruso y hebreo, de unos treinta o treinta y cinco años. Pálido, sucio, con los ojos inexpresivos, con voz ronca y vulgar: un verdadero tipo repugnante, y sin embargo con una fisonomía inteligente y astuta”.

De esa descripción de 1919, Cornwell descubre en Pacelli un antisemitismo tan profundo que le habría de llevar en los años 30 a apoyar el nazismo. Para Emma Fattorini, la autora del libro citado, se trata de un salto temporal y lógico inadmisible. Aunque no se puede negar, añade, cierta antipatía del nuncio Pacelli hacia esos elementos hebreos, unida al horror por la difusión del bolchevismo, tenerles antipatía no quiere decir ser nazi. Según la estudiosa, es preciso “no negar las prudencias de Pío XII, tal vez en gran parte inevitables. Así resultará más fácil reconocer también las importantes iniciativas de paz y de apoyo a los hebreos perseguidos, que sin ninguna duda promovió”.

Las sutilezas de la investigación histórica no parecen, sin embargo, que sean el punto fuerte del periodista británico, según subraya la revista norteamericana Newsweek en un artículo dedicado al libro. “Es difícil aceptar la afirmación de Cornwell de que emprendió este libro en defensa de Pío XII. La mayoría de sus fuentes son de segunda mano y escritas por los más agrios críticos de Pacelli. En casi cada página se encuentran errores de hecho e ignorancia de contextos. Cornwell pone en duda cada uno de los motivos de Pacelli, pero nunca duda de los que cuentan una historia diferente. Esto es sucia erudición, plena de secretos que no existen, que pretende escandalizar”.

El historiador alemán Ernst Nolte rechaza por su parte la idea, también defendida en el libro, de que el concordato de 1933, negociado por Pacelli en calidad de Secretario de Estado vaticano, significara vender a los católicos alemanes a Hitler. “Pío XI y Pacelli cedieron lo que ya estaba perdido desde hacía tiempo y de este modo aseguraron una plataforma legal para las reivindicaciones de la Iglesia en Alemania”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares