Una periodista saudí, a los musulmanes: “Solo sabemos absolvernos”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 48s.

La periodista liberal saudí Nadine Al-Budair, quien reside en Qatar, ha puesto a consideración de los fieles musulmanes un grupo de supuestos acerca de cuál sería la reacción de la sociedad islámica ante los occidentales que, previamente acogidos en ellas, cometieran agresiones de todo tipo e intentaran imponer su credo religioso.

“Imaginad a un joven occidental que viene aquí y ejecuta una misión suicida en una plaza pública en nombre de la Cruz –especula Al-Budair, en un artículo publicado por The Middle East Media Research Institute–. Imaginad que dos rascacielos hayan colapsado en alguna capital árabe, y que un grupo extremista cristiano, vestido con un ropaje milenario, asuma la responsabilidad de ese suceso, mientras nos narra su determinación de revivir las enseñanzas cristianas o algunas reglas cristianas, según lo que él entiende, para vivir como en tiempos de Jesús y sus discípulos, y para implementar ciertos edictos de maestros cristianos…”.

“Imaginad escuchar las voces de los monjes y sacerdotes desde las iglesias y casas de oración, en el mundo árabe y fuera de él, gritando por megáfonos y levantando acusaciones contra los musulmanes; llamándoles infieles y cantando: ‘Dios, elimina a los musulmanes y derrótalos’”.

“Imaginad que hemos entregado, a un número infinito de extranjeros, visas, tarjetas de identidad, ciudadanías, puestos de trabajo; que les hemos ofrecido educación, una sanidad moderna, seguridad social y más, y que más tarde, un miembro de uno de esos grupos se levanta, consumido por su odio y  su sed de sangre, y mata a nuestros hijos en nuestras calles, en nuestros edificios, en nuestras oficinas de prensa, en nuestras mezquitas y en nuestras escuelas”.

Tras enumerar varias de estas situaciones hipotéticas, Al-Budair reconoce que todas esas imágenes resultarán extrañas para el entendimiento de los terroristas árabes o musulmanes, pues a pesar de los graves atentados cometidos por Al Qaeda o por el ISIS, los creyentes islámicos han vivido en Occidente por años, sin temor ni preocupación alguna, así como millones de turistas, estudiantes e inmigrantes musulmanes han venido y encontrado las puertas abiertas.

Para la joven periodista saudí, la interrogante es cuánto durará esta actitud de los países occidentales. “Hoy las cosas son diferentes. La ira [de Occidente hacia los musulmanes] es evidente, y han hecho declaraciones atemorizantes. Uno que las ha hecho es Donald Trump, quien demanda que se prohíba a los musulmanes entrar en EE.UU.”.

“Es extraño que [los musulmanes] creamos que tenemos derecho a condenar tales declaraciones, en vez de asumir las implicaciones de algunos de nuestros currículos extremistas, de nuestra educación, de nuestros regímenes, y estar avergonzados [de estos]… Es algo raro que condenemos [a Occidente] en lugar de asumir lo que está ocurriendo en nuestros propios países, los modos extremistas en que interpretamos la sharia [la ley islámica] y nuestras actitudes reaccionarias hacia el otro y hacia el mundo. Es raro que condenemos al mundo, en vez de pedirle perdón”.

Como conclusión, Al-Budair señala el sinsentido de que, ante los atentados terroristas cometidos por musulmanes, algunos analistas árabes repitan que los criminales no representan al islam, sino a ellos mismos. “Eso es todo [lo que sabemos hacer]: absolvernos”.