Un obispo hispano para Los Ángeles

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La archidiócesis de Los Ángeles, la diócesis católica más populosa en los Estados Unidos, con 4,3 millones de fieles, estará a cargo de un arzobispo de origen latino a partir del próximo año. Benedicto XVI ha nombrado arzobispo coadjutor de Los Ángeles a José H. Gómez, de 58 años, hasta ahora arzobispo de San Antonio (Texas). Gómez sucederá al Card. Roger Mahony, de 74 años, cuando éste se retire en 2011.

José H. Gómez es uno de los sacerdotes de origen latino más conocidos de Estados Unidos y su nombramiento refleja la creciente importancia que tienen los hispanos en el crecimiento de la Iglesia católica en el país. Hoy son el 35% de los católicos de Estado Unidos, y a ellos se debe el 71% del crecimiento de la Iglesia católica en el país desde 1960.

José Horacio Gómez nació en Monterrey (México) en 1951. Estudió en la Universidad Nacional de México, donde obtuvo una licenciatura en contabilidad. Mientras estaba en la universidad ingresó en el Opus Dei, la institución fundada por san Josemaría Escrivá. Más tarde cursó estudios de teología en Roma y en la Universidad de Navarra (España), y se doctoró en teología moral. En 1978 fue ordenado sacerdote del Opus Dei.

Líder hispano en Estados Unidos

Tras su ordenación realizó sus primeros trabajos pastorales con estudiantes universitarios y de secundaria en España y México. En 1987 fue a Houston (Texas) para ejercer su ministerio en varios centros del Opus Dei. Se convirtió en ciudadano de los Estados Unidos en 1995.

Como sacerdote, Gómez desempeñó varios cargos en organizaciones católicas en Estados Unidos. Fue presidente de la Asociación Nacional de Sacerdotes Hispanos (ANSH) de 1995 a 1999, y director ejecutivo de 1999 a 2001.

En 1999 fue nombrado vicario del Opus Dei para el estado de Texas. En 2001 Juan Pablo II lo nombró obispo auxiliar de Denver, y en diciembre de 2004 arzobispo de San Antonio.

En la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, fue el primer presidente del Comité de Obispos para la Diversidad Cultural. En la actualidad es presidente del Subcomité para la Iglesia en América Latina. También encabeza el proyecto de traducción de una Biblia para las comunidades hispanas de Estados Unidos.

Ha impulsado las vocaciones sacerdotales de hispanos, colaborando, entre otras cosas, en la fundación, en el año 2000, del Seminario Hispano de Santa María de Guadalupe en la ciudad de México, que forma a seminaristas hispanos que después ejercen su ministerio en Estados Unidos.

En 2005, la revista Time le mencionó como uno de los 25 hispanos de mayor influencia en los Estados Unidos, y en 2007 salió en una lista de CNN sobre “Hispanos Notables”.

En 2007, tuvo un papel decisivo en la creación de la Asociación Católica de Lideres Latinos (C.A.L.L.), dedicada a promover el diálogo entre la Iglesia y la comunidad hispana.

Acoger a los inmigrantes

El arzobispo Gómez ha declarado en diversas ocasiones su convicción de que la inmigración hispana contribuye a revitalizar el catolicismo en Estados Unidos: “Los valores de los inmigrantes son muy básicos, de un catolicismo profundo, donde la fe, la familia, las manifestaciones de piedad son parte de la vida diaria”.

Como los demás obispos católicos del país, defiende la necesidad de una verdadera reforma migratoria, mediante la colaboración entre el gobierno de Estados Unidos y los de los países de América Latina. Defiende que la Iglesia debe ayudar a acoger a los inmigrantes: “Los inmigrantes, normalmente, el primer lugar al que van es a la Iglesia. Culturalmente, tienen confianza en la Iglesia y no en las instituciones gubernamentales o, incluso, en las instituciones sociales. Para nosotros, recibirlos, ayudarlos, tratarlos como personas, es básico”.

El cardenal Mahony ha expresado su satisfacción por el nombramiento de su futuro sucesor: “Durante el proceso de selección del arzobispo, solicité con insistencia en que la archidiócesis de Los Ángeles tuviera un hispano como nuevo arzobispo”.

Los Ángeles es la mayor diócesis de los Estados Unidos. Además del cardenal Mahony, cuenta con seis obispos auxiliares, 356 sacerdotes diocesanos y 640 religiosos, 1.710 religiosas. Los 4,3 millones de fieles católicos suponen el 38% de la población.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares