Los radicales hindúes hostigan a los cristianos

La estrecha vinculación entre los movimientos políticos y los grupos religiosos en la India se ha vuelto a poner de manifiesto tras la victoria electoral del partido nacionalista hindú Bharatiya Janata (PBJ), el pasado mes de abril. A pesar de la fragilidad del gobierno en coalición del PBJ, los cristianos están sufriendo un recrudecimiento del acoso gubernamental, incitado por el ala religiosa del partido y los grupos sociales extremistas.

El gobierno no ve con buenos ojos la expansión del cristianismo, especialmente entre las castas inferiores -dalits- y las tribus indígenas, conocidas como adavasis. Actualmente, los 23 millones de cristianos representan el 2,6% de la población. Entre los cristianos, el 50% son dalits y el 25% adavasis.

Según explica John Stackhouse, especialista del diario canadiense The Globe & Mail (5-XI-98), el motivo de la violencia contra los cristianos tiene una explicación más social que religiosa. Tradicionalmente, ni los partidos políticos ni las organizaciones se han preocupado de la situación de los dalits y adavasis. Sin embargo, las instituciones cristianas llevan años trabajando en escuelas y hospitales que atienden las necesidades básicas de estos grupos.

Gracias a la educación que reciben en estas instituciones, dalits y adavasis han empezado a reclamar sus derechos al gobierno y a participar en la vida política del país. Según el obispo de Baroda, Godfrey de Rosario, el PBJ y algunas organizaciones hinduistas, controladas por miembros de las castas superiores, contemplan la promoción de estos grupos como un peligro para mantenerse en el poder. “Sus ataques no van dirigidos al cristianismo. Están en contra de cualquier fuerza que ayude a las masas y a los adavasis”, afirma De Rosario.

En los últimos meses ha habido una serie de incidentes violentos contra cristianos, el más grave de los cuales fue la violación de cuatro monjas en el estado de Madhya Pradesh. El ala más extremista del PBJ ha solicitado al gobierno la expulsión de misioneros, limitar la financiación extranjera y exigir más control gubernamental para frenar las conversiones al cristianismo.

Los líderes cristianos se quejan del hostigamiento del gobierno en diversos campos. Por ejemplo, los dalits que se convierten al cristianismo pierden los subsidios que la ley prevé para la promoción de esta casta (ver servicio 125/97); la burocracia está creando problemas a escuelas y hospitales cristianos por asuntos relacionados con títulos de propiedad del terreno, impuestos y cumplimiento de los programas escolares, y por la obligatoriedad de recitar oraciones hindúes en las escuelas.

Algunos problemas los han causado las iglesias protestantes, afirma el obispo de Baroda, porque atraen a los potenciales conversos de las tribus con promesas de curaciones milagrosas, trabajo y educación. Pero en la actitud de algunos grupos satélites del PBJ, como el World Hindu Congress (WHP), se aprecia la intención de no perder el control en determinadas zonas del país.

Pravin Togadiya, presidente del WHP, reconoce que no han trabajado lo suficiente por los indígenas, pero que eso no autoriza a los cristianos a convertirlos. Además, reclama para el gobierno el cuidado y la educación en las zonas más pobres del país. En cambio, Alan de Lastic, arzobispo de Delhi, afirma que lo que el PBJ busca es la implantación del hinduismo. John Dayal, editor de un periódico de Nueva Delhi y portavoz de la Unión Católica de la India, añade que se trata de una táctica deliberada del PBJ. Dirigir las hostilidades hacia la minoría cristiana (2,6% de la población), en vez de contra musulmanes o sikhs, asegura la supremacía hindú, sin el peligro de reacciones violentas.

A raíz de los últimos ataques contra un colegio de religiosos en Kheri Khummar, perpetrados el pasado día 12, Dayal anunció que en las próximas semanas tendrán lugar en todo el país manifestaciones de protesta para solicitar al gobierno que condene la violencia contra los cristianos y mejore la seguridad.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares