La OMS reconoce la labor de las Iglesias en África

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

A principios de febrero, la OMS presentó en Washington un informe sobre la contribución de organizaciones religiosas a la atención sanitaria en Zambia y Lesotho. Aunque el documento sólo analiza dos países, por extensión queda de manifiesto el importante papel de las Iglesias en el África subsahariana. En Lesotho y Zambia la tasa de prevalencia del sida es del 23,2% y del 17%, respectivamente. Los hospitales y centros de salud cristianos prestan alrededor del 40% de los servicios de tratamiento del sida en Lesotho y una tercera parte en Zambia.

El estudio fue realizado por investigadores de las Universidades del Cabo, KwaZulu-Natal y Witwatersrand (Sudáfrica) y de la Escuela Rollins de Salud Pública de la Universidad Emory (EE.UU.), con la colaboración del Programa Africano de Recursos Religiosos para la Salud. Se estima que en los países del África subsahariana, entre el 30% y el 70% de las infraestructuras de salud están gestionadas por organizaciones confesionales, en su mayoría católicas. Sin embargo, la OMS señala que hay poca cooperación entre estas organizaciones y los programas de salud públicos.

El informe anima a coordinar el trabajo de ambos sectores mediante, por ejemplo, reuniones para planear y llevar a cabo proyectos. Es necesario, dice el informe, que los planificadores sanitarios comprendan la influencia de la religión y el importante papel de las organizaciones confesionales en el tratamiento y la atención del sida.

El director del Departamento de VIH/SIDA de la OMS, Kevin De Cock, ha afirmado que “las organizaciones confesionales son una parte fundamental de la sociedad civil”, y “prestan una proporción nada desdeñable de la atención en los países en desarrollo y a menudo llegan a poblaciones vulnerables que viven en condiciones adversas”. Por eso, “debemos reconocer la contribución fundamental que hacen esas organizaciones a los esfuerzos encaminados a lograr el acceso universal”. En las mismas declaraciones explicó que “los donantes y las entidades que financian la atención sanitaria deben tener en cuenta la función de las organizaciones confesionales. Sin ellas, no habrá esperanza de que el acceso a la prevención, el tratamiento y la atención llegue a ser universal”.

ACEPRENSA

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares