La libertad religiosa no florece en la primavera árabe

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La libertad religiosa ha empeorado en el mundo en los dos últimos años, advierte Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN). Actualmente, alrededor de 200 millones de cristianos sufren persecución en el mundo por causa de su religión, según dijo Javier Menéndez Ros, miembro del comité editorial del Informe sobre libertad religiosa 2012, publicado la semana pasada por AIN, en el acto de presentación que se celebró en Madrid. Añadió que 150 millones de cristianos más padecen discriminación social por su fe.

El documento ha sido elaborado por un grupo de investigadores, estudiosos y periodistas a través de la consulta de fuentes, informes y reportajes, en su mayoría internacionales, pertenecientes a diversas agrupaciones religiosas y fruto de testimonios directos obtenidos sobre el terreno. El estudio detalla la situación de la libertad religiosa en todos los países del mundo en 2011 y en los meses transcurridos de 2012.

La llamada primavera árabe no ha traído mayor libertad religiosa; sino incluso un claro deterioro en algunos casos. Los dictadores depuestos reprimían las tendencias islamistas, que ahora actúan contra las minorías religiosas.

Los cristianos sirios temen quedar en peor situación si cae el régimen de Bashar Al-Assad

Primavera islamista
En Egipto, la situación de los coptos es delicada. Cuando los musulmanes atacan a los cristianos, los tribunales tratan con clemencia a los agresores. En 2011, tras la caída de Mubarak en febrero, aumentó el número de ataques a coptos. Ha habido decenas de muertos en agresiones de radicales islámicos y en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. En un caso muy conocido, en enero pasado, tras difundirse rumores sobre la relación de un joven copto con una chica musulmana, hubo nuevos actos de violencia contra los cristianos. Después de que la prensa internacional se hiciera eco del suceso, el gobierno prometió indemnizar a las víctimas.

En Túnez, la Iglesia católica es la única confesión cristiana que cuenta con estatuto oficial, pero todos los cristianos se encuentran en un momento de incertidumbre. El anterior régimen del presidente Ben Alí modernizó el sistema legal del país, abandonando algunas prescripciones de la sharía. Tras la revolución que depuso al dictador, la victoria islamista en las elecciones puede llevar a una nueva Constitución que restaure la fuerza legal de la sharía. Sin embargo, ha habido menos violencia que en Egipto.

También en la Libia pos-Gadafi es posible que se implante una Constitución basada en la ley coránica. El presidente del Consejo Nacional de Transición, Mustafa Abd al-Jali, afirmó que “como país islámico, hemos adoptado la sharía como fuente principal de nuestras leyes”. Por otra parte, se va a permitir la creación de partidos de carácter religioso o étnico.

En Siria hay cristianos en situación de gran vulnerabilidad. Los rebeldes son principalmente de la mayoría suní y ya han dado muestras, en algunos casos, de intolerancia religiosa. Los cristianos sirios, al igual que los alauitas, temen quedar en peor situación si cae el régimen de Bashar Al-Assad.

África y Pakistán
El islamismo radical ha crecido también en algunos países africanos: Kenia, Mali, Nigeria, Chad y Sudán.

En Pakistán, la ley antiblasfemia, vigente desde 1986, sigue constituyendo una amenaza a la libertad religiosa. En 2011 fueron acusadas de blasfemia al menos 40 personas, en su mayor parte cristianas, pero también musulmanas y de otras religiones. Un caso destacado, el de una joven cristiana, disminuida, denunciada y arrestada por profanar supuestamente un corán, suscitó fuertes protestas y ha acabado en la liberación de la víctima y la detención del acusador. Podría ser el principio de un cambio de actitud por parte de las autoridades.

El informe se hace eco además de un estudio norteamericano sobre la enseñanza que se imparte en las escuelas públicas de Pakistán. Entre otras cosas, señala que las clases incitan a despreciar a hindúes y cristianos, y fomentan las ideas islamistas.

Junto a todo esto, Menéndez Ros destacó la creciente preocupación internacional por la libertad religiosa. Por ejemplo, el Parlamento Europeo ha hecho varias declaraciones a favor de este derecho y ha escuchando en su sede el testimonio de diversos grupos de víctimas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares