Joaquín Navarro-Valls: “Juan Pablo II inició la limpieza de la pederastia”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 52s.

Con motivo de la publicación en España de su libro Recuerdos y reflexiones (Plaza & Janés), Joaquín Navarro-Valls ha sido entrevistado en el diario El Mundo. Frente a quienes utilizan ahora los casos de abusos sexuales para criticar a Juan Pablo II, el ex portavoz de la Santa Sede defiende que el pontífice fallecido inició la limpieza de estos escándalos.

Se podría esperar que la entrevista a Joaquín Navarro-Valls iba a girar en torno a su libro, que incluye abundantes recuerdos de Juan Pablo II. Pero no. El periodista José Manuel Vidal ha preferido centrarse en el problema de los abusos sexuales.

La entrevista resulta interesante, sobre todo en un momento en que algunos pretenden arrojar sospechas sobre el pontificado de Juan Pablo II. El argumento sería el siguiente: “Con Benedicto XVI, la Iglesia católica se está tomando en serio los casos de pederastia cometidos por algunos clérigos. En esto ha habido un avance”.

Ese supuesto avance parte del prejuicio de pensar que durante el pontificado de Juan Pablo II, la Iglesia hubiera encubierto a los acusados. Navarro-Valls entra de lleno a esta crítica con el caso de Maciel. “Aquellos años, en el sitio de Internet de la Congregación, colgamos una carta autógrafa de Maciel que decía, más o menos: ‘Sé que se me acusa de esto, de esto y de esto. Juro ante Dios que todo es falso. No me pienso defender y dejo todo en las manos de Dios. Firmado, Maciel’”.

“Esto estuvo en la web -dice Navarro-Valls- hasta el día en que yo mismo tuve que comunicar a la opinión pública el resultado del proceso canónico contra él. Un proceso que se inicia con Juan Pablo II y se termina poco después de su muerte, dentro del primer año del pontificado de Benedicto XVI”.

Otro caso que supuestamente arroja una sombra sobre el pontificado de Juan Pablo II es el del padre Murphy, destapado por el New York Times. “Lo que no se dijo es que este hombre fue acusado ante la policía de Milwaukee, que lo declaró inocente. Si fue declarado inocente por la policía, ¿se puede decir que la policía lo encubrió? Este hombre engañó a la policía y a su obispo”.

Tras recordar que la pederastia es un problema dramáticamente extendido, Navarro-Valls pregunta al periodista: “¿Me puede citar una sola institución, una sola -política, educativa, académica, religiosa- que se haya tomado tan en serio el tema de la pedofilia como se lo está tomando la Iglesia Católica? ¿A quién le interesa entonces dañar la imagen de la Iglesia?”

“Me parece evidente- dice- que hay una campaña iniciada por The New York Times, con la que no se ha conseguido lo que se pretendía”.

En un cambio de tercio, Vidal le pregunta al ex portavoz de la Santa Sede si Benedicto XVI pasará a la historia como el Papa que limpió la Iglesia Católica de pederastia. Y responde: “Es un tema que le ha tocado vivir y lo está realizando con una dignidad y claridad extraordinarias, y será un asunto que quedará ahí. El Papa ha tenido, en varias ocasiones, la generosidad humilde de hacer suyos errores y limitaciones que todos sabemos que no eran suyos. Pero creo que será recordado como el Papa sabio”.