Populismo y tolerancia casan mal

Ante el descontento de los ciudadanos con sus representantes políticos, los líderes populistas se presentan a sí mismos como los auténticos valedores de la gente corriente. Pero pretender encarnar al pueblo, como si este hablara con una sola voz, choca con el pluralismo de las sociedades democráticas. Hablamos de esta paradoja con Montserrat Herrero, profesora de Filosofía Política en la Universidad de Navarra e investigadora del Instituto Cultura y Sociedad. – Los populismos de hoy aseguran conocer mejor que nadie

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares