Para no multiplicar los entes públicos sin necesidad

publicado
DURACIÓN LECTURA: 6min.
Cuando se hace necesario recortar el gasto público, habría que mirar, quizá antes que a la Administración, a su cortejo de empresas y fundaciones creadas con cargo a los presupuestos. En España, la navaja de Ockham podría hacer una buena poda de esos entes públicos. No está justificado crear empresas o fundaciones públicas para fines que pueden ser asumidos por la Administración En la coyuntura actual de la economía española se habla, con especial interés, de la racionalidad en la estructura del sector público. Esta preocupación debería estar presente en épocas tanto de crisis como de bonanza económica, para primar, en todo caso, el uso racional de los recursos apo ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.