Para no multiplicar los entes públicos sin necesidad

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Cuando se hace necesario recortar el gasto público, habría que mirar, quizá antes que a la Administración, a su cortejo de empresas y fundaciones creadas con cargo a los presupuestos. En España, la navaja de Ockham podría hacer una buena poda de esos entes públicos. No está justificado crear empresas o fundaciones públicas para fines que pueden ser asumidos por la Administración En la coyuntura actual de la economía española se habla, con especial interés, de la racionalidad en la

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares