En Gaza la falta de materiales de construcción impide edificar escuelas

Los niños de la franja de Gaza han comenzado este curso con abundantes cuadernos y bolígrafos, pero con un gran déficit de aulas. A pesar de las promesas del gobierno israelí de suavizar el bloqueo de la Franja de Gaza, se mantienen las severas restricciones a importar materiales de construcción por lo que sigue habiendo una gran falta de escuelas.

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) informa que necesitaría construir 100 nuevas escuelas para atender la escolarización de los niños de Gaza. Pero desde 2007 no se ha autorizado la entrada de materiales para la construcción de nuevas escuelas. En consecuencia, la UNRWA ha tenido que rechazar este curso las peticiones de 40.000 alumnos que querían entrar en sus escuelas. Las escuelas de la Agencia tienen unos resultados académicos un 20% superiores a los de las escuelas del gobierno.

Como consecuencia de la falta de espacio en las escuelas de Gaza, la mayoría de los colegios funcionan en dos turnos, en clases con más de cincuenta alumnos.

La construcción de una escuela estándar requiere la entrada de unos 220 camiones de materiales de construcción, por lo que para edificar 100 nuevas escuelas se necesitarían 22.000 camiones. En el único paso que Israel mantiene operativo para camiones, Kerem Shalom, puede dar paso a 250 camiones diarios, la mayoría para la entrada de alimentos y materiales humanitarios básicos.

Tras la amplia condena internacional al ataque a la flotilla de ayuda humanitaria que intentaba romper el bloqueo de Gaza, el gobierno israelí anunció el pasado junio una flexibilización del bloqueo. En vez de una lista de mercancías autorizadas, solo habría una lista de productos prohibidos y todos los demás podrían entrar. También se ampliaría la capacidad del paso de Kerem Shalom, hasta 250 camiones por día.

El embargo de bienes de consumo se ha levantado, pero siguen aplicándose restricciones al material que puede servir para la industria y las manufacturas, con lo que se impide el desarrollo del territorio. Ahora se permite la entrada de 240 camiones de materiales de construcción al mes, para todos los usos, comparados con más de 5.000 camiones que entraban mensualmente antes del bloqueo.

A pesar de las promesas, dice la UNRWA, Israel todavía no ha aprobado la entrada de ningún camión con material de construcción para escuelas de la Agencia, aunque ha dicho que está dispuesto a “negociar” la entrada de materiales para la construcción de 8 de las 100 escuelas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares