Menos muertes por terrorismo en el último año

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Institute for Economics and Peace (IEP) publica anualmente un informe sobre la huella del terrorismo en todo el mundo, el Global Terrorism Index. La última edición, con datos de 2015, muestra un panorama cada vez más complejo, en el que se aprecian algunas tendencias positivas junto a otras realmente preocupantes.

El número total de muertes por actos terroristas en todo el mundo (29.376) descendió un 10% respecto a 2014. Aunque esto es en sí mismo una buena noticia, hay que tener en cuenta que el año anterior se había producido un incremento del 80%. Por ello, a pesar de la mejoría de 2015, el año pasado fue el segundo con más víctimas según el recuento del IEP.

Los países con más muertes fueron Irak, Nigeria, Afganistán, Siria y Yemen. No obstante, en los dos primeros se registró un importante descenso respecto a 2014 (5.500 víctimas menos entre ambos), gracias a las ofensivas militares contra el Estado Islámico (EI) y Boko Haram respectivamente. En cambio, las muertes aumentaron sensiblemente en Siria (1.000 más), Yemen y Afganistán (800 más en cada uno). Con todo, si atendemos al incremento relativo –en proporción, no en números absolutos–, ninguno de los tres países aparece en los primeros puestos, que ocupan Níger, Francia y Burundi.

Esto constata una de las tendencias más preocupantes observadas por el informe: los avances contra el Estado Islámico y Boko Haram en sus principales países de actuación (Irak y Nigeria) han ido de la mano de un aumento de su actividad en regiones vecinas y en Occidente. Por eso, el número de países donde ha habido más de 25 muertos ha aumentado respecto a 2014. Lo ocurrido en estas zonas explica que, a pesar del descenso total en víctimas, el Índice Global de Terrorismo haya empeorado.

Por grupos terroristas, EI, Boko Haram, los talibán y Al-Qaeda fueron responsables del 74% de todas las muertes. Por primera vez, el EI ocupó el primer lugar, desbancando a Boko Haram por su mayor capacidad de actuar fuera de sus fronteras naturales.

El informe también ofrece una perspectiva de los últimos 15 años. Las conclusiones son devastadoras: tanto los ataques como los muertos se han multiplicado por ocho, aunque en ambos casos el despegue se produjo sobre todo a partir de 2011. Un 40% de los ataques y en torno al 60% de víctimas mortales se concentran actualmente en Irak, Afganistán y Nigeria.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares