La política rinde más en Italia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Dentro de los recortes al presupuesto público, el nuevo gobierno español ha decidido reducir en un 20% las subvenciones oficiales a favor de partidos políticos y sindicatos. No está mal el principio, aunque no faltan quienes siguen esperando que ese tipo de actividad ideológica –también la religiosa– se financie exclusivamente con fondos privados.

En ese contexto, tiene interés la información publicada por Corriere della Sera (3-1-2012) sobre las conclusiones de una comisión oficial que, en el marco de las medidas de austeridad impulsadas por el gobierno de Mario Monti, ha examinado los sueldos de los parlamentarios italianos. Están a la cabeza de Europa, con más de 16.000 euros al mes. Le siguen los franceses, con 13.500 y los alemanes, con 12.600. Más lejos quedan los holandeses, con un poco más de 10.000 euros, y los belgas, con 9.200, más o menos como los austriacos. Y en la cola los españoles, con 4.630.

Los datos de la Comisión Giovannini hablan por sí solos. No propone reducir los sueldos de los diputados, aunque podría ser conveniente en tiempos en que se pide austeridad a todos los ciudadanos. Desde luego, confirma la situación privilegiada de los italianos en el contexto de la UE. Los parlamentarios transalpinos son los mejor pagados de Europa, aun sin contar las asignaciones para los colaboradores inmediatos (3.690 para los diputados; 4.180 para los senadores).

Los políticos españoles tienen una asignación básica de 2.813 euros al mes, de acuerdo con la congelación de 2009 y la reducción de mayo de 2010 para los funcionarios. A esa cifra se añaden los 1.823 euros para los que vienen de fuera de Madrid, a fin de afrontar los gastos de alojamiento y manutención que origina la actividad de las Cámaras. No incluye los gastos de transporte de los diputados, ni el bono taxi de 3.000 euros al año.

Sin duda, es un tema para el debate. No estará de más comparar estas retribuciones con las que reciben los ejecutivos de cierto nivel en las empresas privadas, que suelen ser bastante más altas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares