Repuntan en el Reino Unido los ataques “eurófobos”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 9s.

A tres meses de que los británicos apoyaran en las urnas la propuesta de sacar a su país de la Unión Europea, varias embajadas de miembros del bloque comunitario en el Reino Unido han reportado decenas de incidentes contra nacionales suyos residentes allí, según datos acopiados por el diario The Guardian.

La vasta mayoría de incidentes xenófobos involucran a personas de Europa oriental, con más ataques contra ciudadanos polacos que contra los demás países juntos. El servicio consular polaco en Manchester, Edimburgo y Londres ha contabilizado 31 agresiones desde el 23 de junio, incluidas ocho en las pasadas tres semanas.

En busca de información, el diario británico contactó con las embajadas de los otros 27 países de la UE. De las 17 que contestaron, la mitad comunicó un incremento en los incidentes xenófobos tras el referéndum. Entre los más de 60 sucesos de este tipo, se cita el asesinato de un ciudadano polaco a manos de un grupo de adolescentes ingleses en Harlow (al norte de Londres), los disparos contra el hogar de una familia lituana en Lurgan (Irlanda del Norte), un ataque incendiario contra un comercio rumano en Norwich y la irrupción violenta en una vivienda habitada por ciudadanos letones en Nottingham.

El grueso de los ataques ha ido enfilado contra los polacos, que constituyen la minoría más numerosa en el Reino Unido, lo que, “estadísticamente, la hace un blanco más fácil de la xenofobia”, comenta el embajador de ese país, Arkady Rzegocki.

De las embajadas de países de Europa occidental que respondieron al sondeo del diario, ni la española, ni la alemana ni la francesa, entre otras, reportaron abusos o incidentes de cualquier tipo contra sus ciudadanos después del referéndum.

Por su parte, el embajador de Letonia, Baiba Braže, niega que los seis incidentes que involucran a ciudadanos de su país guarden relación con el resultado de la consulta. “Quizás –dice– hay un ambiente más permisivo respecto a las palabras desagradables y a las acciones” de este corte.

Un investigador del Institute of Race Relations, Jon Burnett, subraya que el incremento de los ataques contra los europeos del este no debe tomar a nadie por sorpresa: “Normalmente han sido retratados como parásitos, tramposos y, últimamente, como amenazas. Tal descripción, intensificada en la preparación del referéndum, es anterior a este. Los delitos de odio son el producto de un clima políticamente creado a los largos de los años”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares