El esfuerzo por entender al adversario

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Una vieja táctica para descalificar al contrario en los debates conflictivos es dar por sentado que a mí me asisten la razón y la ciencia, mientras que los demás se mueven por creencias irracionales o dogmas de fe. Dos libros publicados recientemente en Estados Unidos denuncian que este esquema de pensamiento, muy socorrido en tiempos de polarización, se está difundiendo sobre todo entre las elites progresistas del país. Estados Unidos vive unos momentos de aguda rivalidad política. Los datos del

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares