Cómo convertirse en un preso político célebre

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 47s.

Brendan O’Neill advierte en Spiked el contraste entre la atención prestada por Occidente a la condena y ahora la liberación de las Pussy Riots en Rusia, y la indiferencia ante las penas de prisión de centenares de miembros de los Hermanos Musulmanes en Egipto, incluidas jóvenes musulmanas, por manifestarse a favor del depuesto ex presidente Morsi.

A partir de este hecho se pregunta: ¿Cómo puede un prisionero político ganar la atención y la adulación de los grupos de derechos humanos, las celebridades y los comentaristas comprometidos? Hay que reunir cinco condiciones:

1) Ser blanco. “Es más fácil que los activistas occidentales simpaticen contigo si pareces como ellos. Piel blanca, ropa a la moda y un corte de pelo moderno ayuda a la empatía. Pero si llevas barba larga o un velo en la cabeza el asunto es más complicado, porque nadie quiere poner un musulmán airado en su camiseta”.

2) Ser guapa: “¿Es una casualidad que Nadezhda Tolokónnikova sea la integrante de las Pussy Riots más tuiteada y fotografiada?” (…)

3) Ser punk: “Si sabes tocar la guitarra al estilo de una banda punk occidental, será una bendición, ya que los comentaristas y reporteros musicales de cierta edad escribirán columnas lacrimosas sobre ti y sobre cómo supieron siempre que el punk cambiaría el mundo” (…)

4) Ser anti-Putin. Ayuda mucho ser encarcelado por alguien que para toda persona bienpensante es un sinvergüenza en grado máximo. “En cambio, si eres perseguido por un régimen militar al que Occidente apoya porque así evita un gobierno islamista, entonces se echarán a un lado y esperarán a ver en qué acaba”.

5) Ser individualista: “Si formas parte de una pequeña camarilla que protesta de modo airado contra ‘las masas gregarias’ y la ‘pasividad del grueso de la población’, por citar a las Pussy Riots, entonces tendrás el viento a favor”. (…) “Por el contrario, si has sido encarcelado después de un levantamiento popular en el que participan grandes masas exigiendo sus derechos democráticos, me temo que Madonna no estará interesada”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares