China exporta instrumentos de tortura

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 16s.
Un joven egipcio, calzado con unas zapatillas “made in China”, toma un rotulador —también chino— y pinta una pancarta para irse a la plaza Tharir a pedir más democracia. Al desatarse la represión policial, el manifestante es arrestado y llevado a una comisaría, donde los agentes —armados con bastones eléctricos y grilletes inmovilizadores de fabricación china— se encargarán de hacerle saber que ya la democracia llegó al país y que no es necesario pedirla más. Sucede que el primer exportador

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares