“¡Exprópiese!”

Decía Edmund Burke, a propósito de la Revolución Francesa, que a la hora de ejercer el poder era fácil defenderse en metafísica política, pero que la economía era otra cosa. El manejo de las cuentas públicas por parte del régimen bolivariano de Hugo Chávez ha devuelto a Venezuela a aquella condición que aludió, en el siglo XIX, el presidente Antonio Guzmán Blanco, cuando definió al país como “un cuero seco” que se pisa por un lado y se levanta por

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares