Nadia Essadiqi

11.Mar.2011
La película se revela como una elocuente parábola de la terrible espiral de violencia que sacude a Oriente Medio, y que parece no tener fin.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.