Mélissa Désormeaux-Poulin
La película se revela como una elocuente parábola de la terrible espiral de violencia que sacude a Oriente Medio, y que parece no tener fin.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.