Mary Di Malta

27.Jul.2012
Una Sicilia fundamentalmente habitada por pescadores, empieza a abrirse al turismo y a enfrentarse al problema de los extranjeros sin papeles, a los que una nueva ley obliga a rechazar.