Jeannie Berlin
La nueva comedia de Woody Allen entra muy bien gracias a su mimada forma y a sus actores, pero le falta consistencia.
Un eficaz arranque se resuelve luego en un larguísimo exceso de sordidez con un desarrollo confuso del argumento.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.