Fred Melamed

¡Ave, César!

Los hermanos Coen ofrecen aquí un inteligentísimo ejercicio de metacine, una hilarante historia, una sucesión de escenas brillantemente escritas… y, sobre todo, una emotiva carta de amor al séptimo arte.

Un tipo serio

Los Coen vuelven al humor negro con una historia cínica parecida a muchas de Woody Allen pero sin tono aleccionador.
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico los titulares de Aceprensa