Elena Andrade

18.Jul.2012
Zviáguintsev confirma sus notables cualidades como cineasta con este sólido thriller social, que retrata las tensiones e hipocresías de la actual sociedad rusa.