Daniel Moncada

Mula

Clint Eastwood vuelve a las esencias como director, y a la pantalla como actor, en una obra crepuscular que sabe a despedida.

Blood Father

Mel Gibson es la clave de esta cinta de acción, dura y algo previsible, pero interesante.
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico los titulares de Aceprensa