Álex García
Cinco directores españoles confinados en sus casas y con las limitaciones del estado de alarma ruedan sendos cortometrajes que documentan la vida durante la pandemia.
La indudable vis cómica de Belén Cuesta y Alex García no consiguen evitar la sensación de estar ante una película fallida.
El enredo que se organiza en un matrimonio que se está divorciando cuando al marido le toca la lotería, nos va llevando por una trama ingeniosa y amena.
Una original y cautivadora versión de “Bodas de sangre”, que desgraciadamente decae en el segundo tramo.
La historia de un terrorista que quiere cometer un atentado suicida en un avión se cuenta con una mezcla de acción, drama y comedia.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.