Rodrigo García

1.Jul.2010
Un guión caprichoso y efectista mezcla a varios personajes traumatizados que terminan conectándose.