Aceprensa cambia de director

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 33s.

El nuevo año siempre es un momento propicio para hacer cambios. También los hay en Aceprensa. Después de casi veinticinco años, dejo la dirección de la agencia por jubilación, y paso el testigo a Rafael Serrano. Juan Meseguer es el nuevo redactor jefe.

A lo largo de estas décadas, Aceprensa ha estado inmersa en su tiempo, aportando un análisis crítico a las tendencias de la actualidad. Dentro de los temas propios de nuestro ámbito, hemos participado del debate social y cultural, intentando distinguir las innovaciones enriquecedoras de las novedades decadentes.

Sin duda, en estos años ha habido cambios en los temas dominantes del debate: el marxismo y la caída del comunismo; las polémicas sobre población y desarrollo; la nueva situación de la mujer; la eclosión de los problemas bioéticos; la defensa del respeto a la vida y la clarificación de los cambios en la familia; los nuevos rumbos en la Iglesia católica; los distintos modos de concebir las mejoras en el mundo de la educación y del trabajo; la última crisis capitalista y la percepción de la desigualdad; la ideología de género en un tiempo postmoderno…

Temas –estos y otros– que han ido variando, pero en los que siempre hemos procurado aportar a los lectores ideas y datos que les facilitaran intervenir activamente en los debates de la opinión pública. Y siempre más atentos a las mareas de fondo que a la espuma de la polémica superficial.

También, como en otros medios, han ido cambiando los soportes, desde el papel inicial a la web, a la tableta y al móvil de hoy, con las adaptaciones que esto ha supuesto en los formatos. En cualquier caso, aun sin contar con grandes recursos, hemos intentado no hacer un periodismo low cost.

No nos ha importando ir a contracorriente cuando ha sido preciso, con la pretensión de no perder el sentido crítico ante el establishment del momento. El hecho de que Aceprensa surgiera como una iniciativa de periodistas, impulsada en sus comienzos por Salvador Bernal, nos ha permitido no tener que rendir cuentas a nadie más que a los lectores.

Estos años me han dado la oportunidad de trabajar con personas valiosas –redactores y colaboradores– en un contexto de amistad y objetivos comunes. Mi gratitud a todos ellos y a todas ellas.

También es un motivo de satisfacción comprobar que gente joven que hizo aquí sus primeras armas se haya abierto después camino con éxito en otros medios y guarden un buen recuerdo de su paso por Aceprensa.

Aunque ya no tendré responsabilidad directiva, seguiré escribiendo aquí como un colaborador más.

Agradezco su atención a los suscriptores y lectores que nos siguen. Muchas veces su estímulo ha sido un eficaz apoyo para nuestro trabajo. Pueden estar seguros que Aceprensa seguirá intentando prestar un buen servicio, con ideas y proyectos originales bajo el nuevo director.

Ignacio Aréchaga

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares