Eduardo Gama
Marcela de Jesús Galante Ferreira nació el 20 de noviembre y es anencefálica: tiene los días contados. Su madre, Cacilda, es una campesina de Patrocínio Paulista, población de 15.000 habitantes del estado de San Pablo (Brasil). Los médicos diagnosticaron la enfermedad durante la gestación, y Cacilda decidió continuar con el embarazo. Con ese gesto, una humilde campesina está poniendo en jaque a los grupos abortistas de Brasil.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.