Allan Moore
En Nigeria, país líder del Africa occidental, todos parecen querer la democracia, y algunos militares los primeros. El problema para el presidente Babangida es que no encuentra a quién pasarle la pelota. Su frenética búsqueda de una salida de emergencia revela las raíces de la crisis de liderazgo en Africa.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.