Se consolida la experiencia de “Un Verano Diferente”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 43s.

En España los organizadores de Un Verano Diferente han encontrado el equilibrio entre disfrutar de las vacaciones y aprovechar unas horas al día para realizar un curso de orientación familiar. Los niños lo pasan bien y los padres aprenden -del curso y del contacto con otras familias-.

El Instituto de Iniciativas de Orientación Familiar organiza dos cursos: en Sierra Nevada (Granada), del 31 de julio al 10 de agosto, y en la estación de montaña de Manzaneda (Orense), del 3 al 17 de agosto. En ambos casos, participan entre 25 y 30 familias con sus hijos (en total suelen reunirse alrededor de 100 niños de todas las edades). Según los organizadores de Manzaneda, uno de los matrimonios lleva seis años acudiendo desde Italia: “Hasta entonces, nunca habían repetido lugar de vacaciones”. A diferencia de este, en el de Sierra Nevada tienen prioridad las familias que no han participado otras veces.

La jornada es muy parecida en los dos casos. El curso de orientación familiar, al que acuden expertos en educación (catedráticos de universidad, investigadores del CSIC, profesores de centros de orientación familiar, etc.), se celebra por la mañana, durante dos horas. Los padres aprovechan ese tiempo para intercambiar opiniones y resolver dudas. Según los organizadores, los participantes valoran mucho la oportunidad de saber cómo se organizan otras familias, cómo responden a las preguntas de sus hijos, cómo marcarse objetivos en la educación, etc. Los temas del curso de Sierra Nevada se escogen según las edades de los participantes, aunque todos los años se estudian temas básicos (comunicación conyugal, trasmisión de valores a los hijos, etc.).

Mientras los padres realizan el curso, los niños se dividen por edades (también hay guardería) y se distribuyen entre las diferentes actividades (senderismo, natación, ciclismo, juegos, piragüismo, etc.) que dirigen monitores especializados. En el caso de Sierra Nevada los niños tienen oportunidad de conocer y charlar con deportistas de elite del Centro de Alto Rendimiento, que se encuentra a poca distancia. Por las tardes, los que lo deseen pueden participar en actividades deportivas o recreativas. También se realizan excursiones, romerías, visitas culturales, cine de verano, etc.

La mayoría de los participantes (tras las vacaciones rellenan un cuestionario) destaca que el curso les abre horizontes; que les ha ayudado a cambiar su sistema educativo -en el caso de los matrimonios más jóvenes, les sirve para ver hecho realidad lo que ellos acaban de comenzar-; y que surgen lazos de amistad con nuevas familias que se mantienen el resto del año, aunque sea por correo electrónico.

Según los responsables de Manzaneda, “es frecuente quejarse de que los niños dan mucho trabajo, pero aquí hay más de cien; comen bien y comen solos (a los dos días ya se sientan con sus nuevas amistades, aunque tengan cuatro o cinco años…); y funciona, a pesar de haber tanta gente: esto nos ayuda a no dramatizar el resto del año”.

____________________Para más información: Curso de Sierra Nevada (Granada), tel. 958 122 154 ó 652 330 289, correo electrónico: [email protected] Curso de Manzaneda (Orense), tel. 986 404 899 ó 606 936 726, correo electrónico: [email protected]

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares