Padres y abuelos cuentan cuentos en las escuelas

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 43s.

Iniciativas

Lewis Carrol definía el cuento como un regalo de amor. Cabría preguntarse si en los umbrales el siglo XXI siguen vigentes los cuentos. La respuesta es claramente afirmativa. Cierto que las nuevas tecnologías han invadido la vida y el ocio personal, pero también es verdad que a todos nos siguen fascinando las historias de ficción. En varios colegios españoles se ha comprobado la utilidad de introducir cuentos en la enseñanza.

En el colegio Ahlzahir, de Córdoba, cada semana un padre o una madre cuenta un cuento en la clase de sus hijos; a continuación los alumnos deben repetirlo (si lo hacen satisfactoriamente reciben el Título de Gran Cuentacuentos). Después se llevan a cabo actividades de expresión oral, que buscan fomentar el uso correcto del vocabulario, conocer los nombres de plantas, árboles, fenómenos atmosféricos y cuantas cuestiones pueda suscitar el relato.

Una vez superada la prueba de fuego de contar la historia ante ojos expectantes y curiosos, se anima a los padres a que prosigan esa tarea en sus casas. Se les recomienda acompañar a sus hijos cada noche -basta con cinco minutos, al irse a la cama- para contarles un cuento.

Una actividad similar se practica en otros colegios públicos, como los de Móstoles, población cercana a Madrid. Un total de 15 jubilados, la mayoría abuelos, se trasladan dos veces por semana a varios centros y se dedican a contar cuentos y recitar poesías o refranes a estudiantes con edades entre seis y catorce años.

La profesora que impulsó la idea ha comentado que, al contrario de lo que esperaba, los más interesados han sido los alumnos más mayores.

Estas iniciativas muestran que los cuentos de siempre -los de Perrault, los Grimm, Andersen…-, siguen vigentes. Quizá, desde finales de los 50 pasaron por un cierto letargo (casualmente la TV comenzaba a popularizarse), pero nuevamente resurgen. Y los niños que han ido creciendo entre ordenadores y video-consolas se entusiasman con ellos.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares