Los anticonceptivos hormonales aumentan el riesgo de sida

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Usar anticonceptivos hormonales, sobre todo los inyectables, aumenta significativamente el riesgo de que la mujer contraiga el virus del sida (VIH) de su pareja infectada, o de que lo transmita al hombre si la infectada es ella. Es el resultado de un estudio, publicado hoy en The Lancet Infectious Diseases, de Renee Heffron (Universidad de Washington) y otros investigadores de Estados Unidos, Sudáfrica, Kenia y Uganda.

Trabajos anteriores habían llegado a la misma conclusión, pero este es el que aporta mayor certeza. Se hizo mediante un seguimiento de 3.790 parejas serodiscordantes, lo que permitió observar la transmisión del VIH tanto de hombre a mujer como de mujer a hombre. Las personas que participaron en el estudio son de siete países africanos: Botsuana, Kenia, Ruanda, Sudáfrica, Tanzania, Uganda y Zambia.

En las parejas en que el hombre era el seropositivo, las mujeres que usaban anticonceptivos hormonales se infectaron en proporción de 6,61% al año, frente al 3,78% de las que no usaban. En las otras parejas, las tasas de infección, de los hombres en este caso, fueron el 2,61% si las mujeres usaban anticonceptivos y el 1,51% en caso contrario.

Esos datos se refieren a cualquier anticonceptivo hormonal. Si el empleado es de los inyectables, como Depo-Provera, el riesgo sube al 6,85% de transmisiones de hombre a mujer y al 2,64% de mujer a hombre. Con anticonceptivos orales, las tasas son, respectivamente, 2,50% y 5,94%. La diferencia probablemente se debe a que los anticonceptivos inyectables se administran a dosis elevadas que duran tres meses, y los orales, en cambio, a dosis más pequeñas una vez al día.

En el África subsahariana, los anticonceptivos más usados son precisamente los inyectables. Se estima que recurren a ellos el 6% de las mujeres en edad fértil, frente al 4% que toman la píldora.

Los autores del estudio concluyen que se debería informar de estos hallazgos a las usuarias de anticonceptivos hormonales, y desaconsejar los inyectables a las mujeres con riesgo de contraer o transmitir el VIH.

La Organización Mundial de la Salud ha convocado una reunión en enero próximo para examinar estos datos (cfr. The New York Times, 4-10-2011). Los especialistas discutirán si ya hay pruebas suficientes que justifiquen advertir oficialmente a las mujeres del riesgo detectado.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares