Las francesas retrasan cada vez más la maternidad

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 54s.

Las mujeres francesas retrasan cada vez más su primer hijo. En las generaciones nacidas entre 1940 y 1945, algo más del 40% de las mujeres no habían tenido hijos a los 25 años. El porcentaje ha ido creciendo: el 52% para las generaciones de los años 1955-1959, y más del 60% para las mujeres nacidas entre 1960 y 1964. El demógrafo francés Guy Desplanques analiza esta tendencia en un artículo publicado en el boletín INSEE Première.

Desplanques observa que las mujeres nacidas en torno a 1945 comenzaban a tener hijos muy jóvenes: un 10% concebían el primero antes de los 20 años. En esta generación, la de la juventud de los años 60, los anticonceptivos no estaban aún generalizados. Hoy en día, son varias las razones que motivan el retraso en la llegada del primer hijo: unos medios contraceptivos cada vez más difundidos, la prolongación de los estudios universitarios por parte de las mujeres y la amplitud del paro juvenil.

En cuanto a los nacimientos de madres de menos de 20 años, son cada vez más escasos. Sobre un total de 310.000 mujeres que tuvieron su primer hijo en 1989, 20.000 tenían menos de 20 años, contra las 70.000 del año 1972. Este mismo fenómeno de retraso de la maternidad puede percibirse en otros países europeos, a excepción de Grecia, Portugal y Gran Bretaña.

A la vez, otra tendencia más lenta revela el aumento de la proporción de mujeres que tienen su primer hijo después de los treinta años. En este fenómeno influye no sólo el aplazamiento de la maternidad por motivos de carrera profesional de la mujer, sino también las nuevas uniones conyugales producidas tras los divorcios.

El artículo del INSEE se pregunta si el retraso en la maternidad no traerá consigo en la práctica un incremento de las mujeres que terminan su vida fértil sin hijos. Las mujeres sin descendencia eran un 10% en la generación de las nacidas entre 1940-1944. Este índice deberá aproximarse al 12% en la generación 1955-1959, las hoy cercanas a los cuarenta. De continuar las tendencias actuales, el porcentaje podría subir al 15%. Actualmente, el número medio de hijos por mujer en Francia es 1,8.