Europa: una iniciativa a favor de la vida y en defensa de la familia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El 15 de diciembre, una delegación de representantes pro vida de toda Europa entregó al Parlamento Europeo una petición firmada por 500.000 ciudadanos de 17 países, en la que solicitan la salvaguardia del derecho a la vida de los no nacidos y la protección del matrimonio entre hombre y mujer.

Los elogios que el presidente del Parlamento Europeo, el polaco Jerzy Buzek, ha dedicado a la “Petición europea por la vida y la dignidad del hombre” muestran que las iniciativas cívicas a favor de la vida y de la familia tienen buena acogida cuando se presentan de modo afirmativo.

Buzek felicitó a los delegados por el hecho realmente insólito de haber logrado poner de acuerdo a medio millón de ciudadanos de varios países. “Es la primera vez que llega al Parlamento una petición compartida por tantas asociaciones y tantos países”, aseguró.“Esto demuestra que la sociedad civil no ve al Parlamento como una institución ajena a la gente. Os doy las gracias porque esta iniciativa pone de manifiesto que hay una ciudadanía europea activa”.

Los firmantes piden, en primer lugar, que se adopten las medidas necesarias para que en todos los documentos de la Unión Europea “donde se reconozca el derecho a la vida de todo ser humano, se especifique que tal derecho debe ser reconocido desde la concepción”.

En segundo lugar, “que se suspenda la financiación pública a favor de la experimentación destructiva de los embriones humanos, como está sucediendo, por ejemplo, a causa del VII programa marco sobre experimentación de la Unión Europea”.

Por último, solicitan que “se reconozca como familia en sentido pleno la fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, a la que se debe reconocer prioritariamente el derecho y el deber de elegir la educación que deseen para sus hijos”.

La dignidad, alma de Europa

Durante el acto de presentación, Carlo Casini, diputado europeo y presidente del movimiento provida italiano, glosó algunos de los motivos que han impulsado a esos ciudadanos a firmar la petición.

Casini denunció que la imagen de Europa se parece cada vez más “a la de un gran mercado que a la de una fuerza al servicio del ser humano”. Prueba de ello son las interpretaciones restrictivas al derecho a la vida que se hacen en algunos países de la Unión, o los cambios en las definiciones legales del matrimonio.

Frente a esta tendencia disgregadora, el italiano reivindicó la unidad de los pueblos europeos en torno a los valores fundamentales de la igualdad y la dignidad. Ambos constituyen el fundamento de la libertad, la democracia y la solidaridad, “rasgos del alma de Europa”, dijo.

Ante la proximidad de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, los firmantes de la petición han querido evitar que la referencia expresa que este texto contiene al “valor de la igual dignidad de todo ser humano” se quede en un brindis al sol.

Por eso, afirman que la demanda de una mayor protección de la dignidad debe concretarse en dos cosas: el respeto al “derecho a la vida de todo ser humano desde su concepción hasta la muerte natural”, y el reconocimiento de “los derechos de la familia [fundada en el matrimonio entre hombre y mujer] como núcleo fundamental de la sociedad y del Estado”.

En 2007, el Parlamento Europeo recibió más de 1.500 peticiones; de las cuales, se admitieron a trámite dos tercios. Aunque sólo unas pocas llegan a buen puerto -como la de los impuestos a los vehículos de importación en Polonia-, hay parlamentarios que echan en falta más peticiones en defensa de la vida y la familia.

Así nos lo ha explicado Catherine Vierling, asesora de varios parlamentarios europeos y secretaria general del Foro Europeo para los Derechos Humanos y la Familia. Según Vierling, la petición de Casini y los demás representantes pro vida ha tenido “un gran impacto político y mediático” en Bruselas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares