España: el trabajo a tiempo parcial, contra el paro y a favor de la vida familiar

En España, donde el trabajo a tiempo parcial tiene un nivel de los más bajos de Europa, el gobierno ha decidido favorecerlo para combatir el paro. La medida servirá también para facilitar la conciliación entre vida familiar y obligaciones laborales, señala un análisis publicado en el boletín del Centro Internacional Trabajo y Familia, del IESE Business School (junio 2009).

La proporción de empleos de dedicación parcial es en España del 9%, más o menos como en Grecia y Portugal, los otros dos países con los porcentajes más bajos de la UE. Pero entre los tres, España destaca por tener la tasa de paro más alta, 17,3%, de toda la Eurozona, donde la media es 9,2%. El gobierno quiere fomentar los contratos a tiempo parcial, porque cree que contribuirán a contener el desempleo en mayor medida que los de jornada completa, más costosos para las empresas.

Así, las empresas recibirán bonificaciones en el pago de sus cuotas a la Seguridad Social por los nuevos contratos de dedicación parcial. Concretamente, el descuento . será de un porcentaje equivalente a 30 puntos más que el de la jornada pactada en el contrato, con un límite del 100%. Por ejemplo, si se acuerda una dedicación igual al 60% de la jornada completa, el descuento en la cuota será del 90%, y si se acuerda una dedicación del 70%, el empresario no pagará cuota. En cambio, para los nuevos contratos a tiempo completo no hay ayudas.

Para beneficiarse de este estímulo, se requiere que el trabajador contratado esté en desempleo “absoluto” o tenga una dedicación muy reducida, por ejemplo del 33% de la jornada completa. Las bonificaciones se aplicarán durante este año, con la posibilidad de que se prorroguen en 2010. En la adopción de este plan, “lo más sorprendente -se comenta en el análisis del IESE- ha sido el acuerdo con los agentes sociales”.

En efecto, hasta ahora en España, “los sindicatos no eran partidarios del fomento de esta modalidad laboral porque se consideraba un modo de desprotección al empleo”.

Armonizar trabajo y familia

Tampoco ha interesado a muchos trabajadores, persuadidos de que el trabajo a tiempo parcial perjudica su carrera profesional, y a fin de cuentas no les compensa económicamente, pues no siempre se reducen los objetivos y la carga de trabajo en igual proporción que el salario y el número de horas. Por eso mismo, los empleos de dedicación parcial se concentran en unos pocos sectores -hostelería, tecnología, sanidad- en que es más fácil ajustar esos factores: jornada, salario, objetivos.

Pero a cambio, el trabajo a tiempo parcial ofrece mayores posibilidades de armonizar profesión y familia. De hecho, es una modalidad sobre todo femenina: “entre el 65% y el 88% de las personas empleadas a tiempo parcial en Europa son mujeres”. Ciertamente, hay otros motivos para adoptar esta solución. La conciliación de la vida personal, familiar y laboral es el predominante en Finlandia, Alemania, Bélgica, Francia, Reino Unido y Holanda. Pesa más la flexibilidad en la producción y en la organización del trabajo en Dinamarca, Italia y los tres países de la cola: Grecia, España y Portugal. Los motivos de formación o de salud son importantes en Austria y en Finlandia. Y, en menor medida, la fórmula responde a políticas de relevo generacional y reparto de empleo en países ya citados, donde el primer motivo es otro: Bélgica, Alemania y España (contrato de relevo).

Lo significativo es que las razones de mayor peso son distintas según el sexo. “Mientras que las mujeres suelen escogerlo [el trabajo a tiempo parcial] para conciliar su vida laboral con las responsabilidades familiares, los hombres o bien o escogen para ampliar su formación, o bien simplemente porque no han encontrado nada mejor”. En tiempos de crisis como el presente, el fomento del trabajo a tiempo parcial puede llevar a que se extienda entre los hombres.

Así, para los analistas del IESE, “el trabajo a tiempo parcial puede ser una buena solución para aquellas personas que desean bajar el ritmo laboral sin salir del mercado”. Pero ahora, “no se trata de desacelerar voluntariamente el ritmo, sino que en muchos casos [esto] viene impuesto como condición para no perder el empleo”.

La experiencia holandesa

Ante el previsible aumento del trabajo a tiempo parcial en España, resulta interesante atender a la experiencia de Holanda, la campeona europea en esta modalidad laboral. Allí se empezó a fomentar tras la II Guerra Mundial para sostener el índice de empleo en aquella época difícil, pero hoy influye más la necesidad de tener tiempo suficiente para la familia, y la gran mayoría de los trabajadores con dedicación parcial son mujeres. Sin embargo, una encuesta dada a conocer por el sindicato holandés CNV revela que el 36% de los hombres estaría dispuesto a trabajar a tiempo parcial si se les ofreciera un convenio colectivo con mejores condiciones y planes de pensiones que aseguraran, tras la jubilación, unos ingresos más próximos a los que tendrían si continuaran con la dedicación completa.

Pero en Holanda reducir la jornada laboral puede ser tanto elección como necesidad. Esta es la opinión de Evelyn van Lieshout, ejecutiva del banco ABN-AMOR: “El trabajo a tiempo parcial cunde en Holanda porque los salarios son muy altos y la gente puede permitírselo, pero sobre todo por necesidad. Los horarios de las escuelas son funestos, las guarderías brillan por su ausencia. Las parejas se ven obligadas a recortar el horario laboral para hacerse cargo de la familia”.

En España, creen los expertos del IESE, la reciente medida del gobierno “será beneficiosa y abrirá oportunidades a personas que estaban fuera del mercado”, y además “permitirá disponer de más tiempo para asuntos personales y familiares”. Otra cosa es cómo afrontarán la reducción de salario quienes hasta ahora han trabajado a jornada completa y se pasen a la parcial para salir del paro.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares