España: en 15 años se han divorciado 341.902 matrimonios

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Han pasado quince años desde que, el 21 de junio de 1981, se aprobó en España la ley del divorcio. A lo largo de estos años las rupturas vienen aumentando en líneas generales. El total hasta 1995 asciende a 341.902 divorcios, de mutuo acuerdo y sin él, lo que supone una media de 22.793 divorcios anuales.

El número -que incluye segundos y terceros divorcios- no es despreciable, pero resulta muy inferior a las 500.000 parejas rotas que preveía el Ministerio de Justicia para el año inmediato a la entrada en vigor de la ley. Como en otros casos semejantes, se pretendió justificar la ley como una necesidad social, exagerando las cifras de los matrimonios supuestamente fracasados sin remedio.

En los primeros seis meses de divorcio legal (de julio a diciembre de 1981), se dictaron 9.483 sentencias de divorcio. Y en todo 1982, hubo en total 21.463. Luego, en el quinquenio 1983-87 hubo menos divorcios por año, aunque con tendencia a aumentar. Ya en 1988 se superó la cota de 1982, y, salvo en 1992, siguió aumentando hasta el año pasado, en que se divorciaron en total 33.104 parejas.

Lo más frecuentoe es que los cónyuges se divorcien con oposición de uno de ellos (hasta 1995 lo hicieron así 196.909 parejas, el 57,6%); pero también son ya numerosos los divorcios habidos de común acuerdo (144.993). De 1982 (primer año completo) a 1995, las parejas que se han divorciado por acuerdo mutuo se han multiplicado por 1,7, y han crecido un poco más aprisa que las rupturas no consensuadas, que se multiplicaron por 1,39.

Según comenta el diario ABC (Madrid, 22-VI96), en 1993 se estimaba que en España se rompía uno de cada 9,6 matrimonios. Mientras que en Gran Bretaña se divorcian uno de cada 2,3; en Francia, uno de cada tres, y en Alemania, uno de cada 3,5.

En España todo divorcio requiere una separación previa, pero no toda pareja separada se divorcia. Desde 1982, el número anual de separaciones casi se han triplicado (×2,8), alcanzando las 49.371 en 1995. El año pasado fue el primero en que hubo más separaciones de común acuerdo (25.439) que sin él (23.932). Tal vez sea éste -el aumento de las separaciones de común acuerdo- el cambio más significativo de estos años, ya que en 1982 ó 1983 sólo un tercio de las parejas se separaban con el asentimiento de ambos cónyuges.

Entre los problemas que acarrea el divorcio ha estado recientemente en el candelero el pago de las pensiones, que suele correr a cuenta del marido. El pasado 25 de junio el Parlamento rechazó algunas proposiciones que, en conjunto, pretendían crear un fondo estatal de garantía con el que adelantar el dinero a mujeres e hijos menores en los casos de impago más dañinos. Según el autor de la proposición socialista, la tasa de morosidad es del 15%.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares