España: campaña para la adopción de niños con minusvalías

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 1s.

La organización española Mensajeros por la Paz ha iniciado una campaña para promover la adopción de niños infectados con el virus del SIDA, aquejados de síndrome de Down o con parálisis cerebral. El lema de la campaña es “Le querrás más que a un hijo”. En los primeros días de la campaña se han recibido cerca de 300 llamadas solicitando información sobre la adopción de estos niños, y más de 45 familias se han mostrado decididas a adoptar a uno de ellos. En los últimos dos años, sólo 40 familias españolas adoptaron a niños de esas características.

Mensajeros de la Paz es una organización que, desde 1962, realiza actividades de atención de niños, jóvenes y ancianos sin hogar. Recientemente recibió el Premio Príncipe de Asturias de “La Concordia”. En el acto de presentación pública de la campaña, el presidente de la asociación, Ángel García, afirmó que “estos niños necesitan más amor que medicinas”.

Las llamadas de las personas interesadas se atienden a través de un teléfono gratuito que funciona de 11 de la mañana a 10 de la noche. Las familias interesadas tienen que seguir los trámites habituales en todo procedimiento de adopción, a fin de que las autoridades comprueben si son idóneas. Un requisito es que los padres hayan convivido al menos tres años.

Por otra parte, la Universidad de Leiden (Holanda), en una investigación reciente encargada por la Fundación Holandesa del Síndrome de Down (SDS), ha señalado que la mayoría de los padres de niños con este síndrome saben muy poco sobre las posibilidades de máximo desarrollo de sus hijos. Por esta falta de información los padres pierden mucho tiempo buscando instituciones de educación especial, de modo que se retrasa el desarrollo del niño.

La SDS espera que se mejore no sólo la preparación del personal que acoge a niños son síndrome de Down, sino también la información que los padres necesitan para ayudarles. Además, confía en que, si se acaba con el estereotipo de que un niño deficiente es totalmente incapaz de progresar, se podrá disminuir el número de abortos, frecuentes tras el diagnóstico prenatal.