EE.UU.: más padres en casa y madres en la oficina

En EE.UU. aumenta el número de padres dedicados al cuidado del hogar, aunque la tendencia está poco definida. El fenómeno, conocido como At-Home Dads, ha sido objeto del primer estudio académico realizado por Robert Frank, un filósofo casado con una administradora de hospital.

Él hace compatible la investigación en la universidad con las tareas del hogar y el cuidado de sus hijos, mientras que ella trabaja fuera de casa a tiempo completo. El estudio revela que la tendencia es creciente y está relacionada con la reducción de la jornada laboral de los padres o la pérdida de empleo, la desconfianza hacia las niñeras y las guarderías y los elevados precios de estos servicios.

El número de padres en esta situación es difícil de precisar y los datos oficiales son muy dispares por el momento. Según la Oficina de Estadísticas Laborales, en 1993 el número de padres entre 25 y 54 años dedicados por completo al hogar eran 325.000 y sólo en tres años había crecido un 26%. Sin embargo, la Oficina del Censo estima que pueden ser hasta 2 millones. La revista At-Home Dads, una publicación trimestral promovida por el ingeniero informático Peter Baylies, tan sólo tiene mil suscriptores, con lo que tampoco da idea del número de padres dedicados al hogar.

Robert Frank, después de entrevistar a 368 familias de este tipo, concluyó que las madres alimentan su autoestima con los logros profesionales, mientras que los padres no sienten la presión de convertirse en el “padre perfecto”. Según Frank, “las mujeres llevan mejor el stress de ganarse el pan” porque no se sienten urgidas a competir diariamente con sus colegas, mientras que los hombres se contentan con “hacerlo lo mejor que pueden” en el hogar. El 90% de los entrevistados, tanto hombres como mujeres, se consideraban “satisfechos”.

En la mayoría de las familias la situación no se ha decidido a priori. Entre los motivos está la pérdida del empleo del padre y los elevados precios de las guarderías. Además, muchos padres echaban de menos dedicar a sus hijos el tiempo que sus padres emplearon con ellos.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares