Dr. Spock: tres consejos para educar bien a los hijos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 10s.

El famoso pediatra norteamericano Benjamin Spock pronunció hace unos días una conferencia en la Universidad de Toronto, en la que abordó algunos aspectos que fácilmente se olvidan en la educación de los hijos. Transcribimos algunas de sus ideas, publicadas en La Presse (Montreal, 16-V-93).

La mejor forma de educar a sus hijos en los años 90 sigue siendo inculcarles disciplina, respetarlos y enseñarles valores espirituales. Esta es la opinión expresada el pasado 15 de mayo por el célebre pediatra americano Dr. Benjamin Spock durante una conferencia en la Universidad de Toronto. “El problema más corriente en el momento actual es éste: los padres tienen miedo a mostrarse firmes con sus hijos. Les falta confianza”, comentó. Por ello apeló a la confianza que debe presidir la relación entre padres e hijos. “Confiad en vosotros mismos: sabéis más de lo que creéis. Los hijos no quieren padres blandos. Necesitan claridad y alguien que les dirija”, añadió.

Algunos piensan que han de elegir entre malcriar a sus hijos o abroncarlos, deplora el Dr. Spock. “Es falso. Podéis ser a la vez muy firmes como padres y muy agradables como personas. No hay que recriminarles: hay que mostrarles soluciones”.

El célebre pediatra, con noventa años cumplidos, está haciendo una gira para la promoción de su nuevo libro titulado Un mundo mejor para nuestros hijos, que se publicará el próximo año. Ante un auditorio de 200 personas -compuesto de estudiantes y padres- el Dr. Spock enumeró los problemas que la sociedad actual plantea a las familias: violencia en la televisión, divorcio, droga y suicidio juvenil. Respecto a la violencia dijo que “nos vuelve insensibles”. Y sobre el divorcio sugirió: “no dudéis en consultar a un psicólogo antes de optar por la separación. La mitad de los divorciados dicen después que habrían debido hacer más para intentar salvar su matrimonio”. En cuanto al suicidio juvenil, comenta: “Es alarmante, las cifras se han cuadruplicado en veinte años”.

Según el Dr. Spock, la mejor forma de evitar la desesperanza de los jóvenes es proporcionarles modelos y enseñarles valores espirituales. “La desesperanza de los jóvenes es debida a que no se les enseña a creer en algo. (…) La sociedad es demasiado materialista y se olvidan los valores espirituales. (…) Incluso en la educación sexual, hay que hacer ver a los niños que el sexo no es solamente físico, sino que se trata también de una unión espiritual entre dos personas”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares