Thomas Frank

2.May.2012
Paradójicamente, explica Frank, la generación de la protesta terminó conformando la sociedad consumista, por lo que el inconformismo y la contracultura sucumben también a los valores capitalistas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.