Steven Millhauser

25.Ene.2012
Original, excelente y desencantada parábola del sueño americano. Los anhelos de negocio y de grandeza del protagonista son el paradigma de la nueva manera de entender la vida a comienzos del siglo XX en Nueva York.