Stephen Crane

2.Jun.2010
Estampas muy reales del Nueva York de comienzos del siglo XX que proceden del trabajo de campo del periodista Crane, con los que muestra en algunos casos situaciones sórdidas con un positivo afán de denuncia.