Jean d’Aillon

6.Feb.2008
Mezclando la novela histórica con la policíaca, d’Aillon consigue un libro bastante tópico, ambientado en la época del París de Richelieu, plagado de excesivos e innecesarios datos históricos que ahogan la narración y aburren al lector.