Varios Estados de Europa asumen económicamente la enseñanza de la religión

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 53s.

A diferencia de la estricta separación entre Iglesia y Estado en EE.UU., en virtud de la primera enmienda constitucional, en diversos países de Europa se financian con dinero público muy variadas actividades de enseñanza religiosa.

A comienzos de diciembre, la Cámara de Diputados italiana ha aprobado una ley (231 votos a favor, 105 en contra, 11 abstenciones) que atribuye a los profesores de religión católica en escuelas públicas el mismo trato jurídico y económico que a los demás docentes. Entre los votos favorables figuraban los de un sector importante del Olivo, la actual coalición del centro-izquierda italiano. El texto pasará ahora al Senado, donde no se prevén problemas. Se regularizará así una situación que afecta al trabajo en precario de unas 20.000 personas. La valoración sobre la idoneidad para enseñar religión católica seguirá correspondiendo al obispo de cada diócesis, en virtud de los acuerdos de 1985 entre gobierno y episcopado.

Apenas dos semanas antes, el Land alemán de Turingia firmaba un acuerdo cultural con la Santa Sede, que permitirá la incorporación de la Facultad de Teología católica de Erfurt a la Universidad estatal. Era la única Facultad que existía en la Alemania del Este en el momento de la unificación. A partir de ahora, tendrá un estatuto semejante al de las demás Facultades de Teología alemanas: la Iglesia gozará del derecho a dar su previa conformidad al nombramiento de los profesores, que serán retribuidos con cargo a los presupuestos del Land. Actualmente, la Facultad cuenta con 218 alumnos, que se preparan para el sacerdocio o para ser profesores de religión en las escuelas.

Un estatuto análogo tiene la Facultad Teológica de Estrasburgo (Francia), que en el presente mes de diciembre ha cumplido su primer centenario. Se fundó en la Alsacia alemana, y conservó su régimen de Facultad de Estado cuando la región pasó a Francia tras la Primera Guerra Mundial. Sus 32 profesores tienen la condición de funcionarios públicos. Y sus cerca de 900 alumnos persiguen los fines propios de las ciencias teológicas. De idéntico estatuto goza la Facultad de Teología protestante de Estrasburgo, con 24 profesores y 450 estudiantes.