¿Quién dice que no soy “pardo”?

En 2012 Brasil adoptó una política de discriminación positiva en las universidades públicas para favorecer el acceso de grupos tradicionalmente menos representados, como negros, de raza mixta e indígenas. Pero en un país donde el 43% de la población se considera de raza mixta, no es fácil establecer divisiones netas entre razas. Así que la política de cuotas está dando lugar a muchas polémicas en campus, tribunales y sector público en general. Los Comités de Evaluación Étnica han decidido fijarse

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares