Los colegios concertados de Madrid tienen el 35% del alumnado inmigrante

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 39s.

En España se suele reprochar a la enseñanza concertada (privada y subvencionada, que no cobra matrículas) que acoge pocos alumnos inmigrantes: el 16%, mientras que tiene alrededor del 32% del alumnado total (la tasa exacta es difícil de saber, pues muchos centros tienen concertados unos niveles de enseñanza y otros no). Pero la media nacional es poco representativa, pues incluye zonas con pocos colegios concertados y baja inmigración. Es más útil examinar a cuánto asciende la proporción allí donde los inmigrantes se concentran y tienen posibilidades efectivas de acudir a escuelas privadas. Un caso de este tipo es la comunidad de Madrid, con importante presencia tanto de inmigrantes como de colegios concertados, y para la que además se dispone ya de datos recientes. Resulta que en Madrid la enseñanza concertada escolariza en el presente curso una proporción de chicos extranjeros cercana a su parte del alumnado total.

Según el último censo (2001), Madrid tiene el 13,2% de la población total de España y el 23,3% de la extranjera. De los 366.000 extranjeros censados en Madrid (6,7% de la población, frente al 0,9% en el conjunto de España), el 90% no proceden de la Unión Europea. Madrid es también la comunidad autónoma con más escolares extranjeros: 67.037 este curso, el 7% del total y un 35% más que en 2001-2002. Este número subirá hasta junio, pues falta contar las incorporaciones de inmigrantes con las clases ya empezadas, que en el curso 2001-2002 fueron más de 4.000.

Los colegios concertados de Madrid, que tienen más o menos el 40% de la población escolar total, acogen al 35% de los alumnos inmigrantes. La distancia es corta y difícil de reducir, pues los centros privados no tienen tantas posibilidades de escolarizar inmigrantes como los públicos: entre otras razones, porque hay pocos conciertos para las etapas educativas no obligatorias, los costos de comedor y transporte no están subvencionados y los conciertos no incluyen fondos para la integración de alumnos extranjeros, que suelen requerir profesorado de apoyo (ver suplemento 1/01). De todas formas, hay escuelas concertadas en zonas con alto índice de extranjeros que presentan tasas muy superiores a la media. Un caso es el colegio Santa Isabel, en el centro de la capital, que está regentado por religiosas y tiene un 60% de alumnos inmigrantes, de 40 nacionalidades.

En la comunidad de Madrid habrá más facilidades para que la enseñanza privada reciba mayor número de inmigrantes. La Consejería de Educación ha dispuesto un programa de bienvenida para alumnos extranjeros, que contempla el funcionamiento -a partir del pasado 20 de enero, aunque el curso comenzó en septiembre de 2002- de 135 aulas de enlace para alumnos de 8 a 16 años que llegan a la escuela sin conocimiento de español o sin instrucción previa. Las aulas se instalarán en 115 colegios: 66 públicos y 49 concertados. Esta medida responde a las peticiones del sector concertado, abierto a la integración de inmigrantes siempre que exista dotación de personal capacitado para encargarse del “aterrizaje” de estos alumnos (ver servicio 30/02). La comunidad destinará 500.000 euros para este programa, que llevarán a cabo 200 profesores con 1.500 alumnos.