“La Universidad debe aprovechar al máximo las posibilidades de trabajar a nivel internacional”

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Douwe D. Breimer, rector de la Universidad de Leiden
Leiden. La creación de un espacio universitario europeo ha sido más lenta que otros aspectos de la Unión. Se han atravesado problemas de reconocimiento de títulos, distintas organizaciones de los estudios, dificultades para la movilidad de profesores y alumnos. Pero hoy día cada vez se ve más claro que una universidad que no se plantee una proyección más allá de sus fronteras dejará de contar. Esta es la convicción del profesor Douwe D. Breimer, rector de la Universidad de Leiden (Países Bajos), con el que hablamos de problemas comunes a muchas universidades europeas.

El profesor Breimer es catedrático y director de investigación del Centro de Ciencias Biofarmacéuticas en la Universidad de Leiden. El reconocimiento internacional de su trabajo le ha llevado a ser nombrado doctor honoris causa por las universidades de Budapest, Gante, Upsala y Navarra. También ha sido el primer farmacéutico extranjero nombrado miembro asociado de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. Desde el curso pasado es rector de la Universidad de Leiden, en la que se plantea como exigencia ineludible “aprovechar al máximo las posibilidades de trabajar a nivel internacional”.

Douwe D. Breimer

— La convergencia entre los sistemas universitarios en Europa ha tomado un nuevo impulso con la Declaración firmada en Praga el pasado mayo por 32 países, marcándose unos objetivos para 2010. ¿Llegaremos a un espacio universitario europeo donde sea normal la movilidad de profesores y estudiantes?

— En toda Europa los estudios se van a organizar conforme al sistema anglosajón de Bachelor (primer ciclo) y Master (segundo ciclo), así como se tiende a establecer un sistema de créditos que existe ya en muchas universidades europeas, pero no en todas. El reconocimiento de diplomas mejorará la movilidad. Entonces será más importante la calidad, porque no será suficiente tener un título, sino en qué universidad se ha conseguido ese título.

— A menudo las instituciones de enseñanza superior se lamentan del insuficiente nivel de los alumnos que hoy llegan a la universidad. ¿Cómo se hace la selección de alumnos en las universidades holandesas?

— En lo que se refiere a la preparación, el nivel de conocimientos ha bajado, pero, en cambio, los alumnos tienen otro tipo de habilidades como dominio de las nuevas tecnologías, saber escribir un informe, etc. Cuando llegan a principio de curso procuramos acoplarnos a su nivel; si no, se les haría demasiado difícil.

A las universidades holandesas no les está permitido hacer ningún tipo de selección de alumnos a la entrada. Para matricularse es suficiente que hayan aprobado el examen de la enseñanza media que da acceso a la universidad. Pero en Leiden hemos introducido un sistema de selección al final del primer año. Los estudiantes tienen que haber aprobado la mitad o más de las asignaturas que comprenden el primer curso, que es propedéutico. Es una estrategia pensada para evitar el universitario eterno y sobre todo para evitar la pérdida de energías tanto del estudiante como de los profesores. En un año, los alumnos ya se han podido orientar sobre si su elección fue la correcta.

La duración de los estudios

— La duración de los estudios ha pasado a ser de 4 años en muchas facultades y las especializaciones son múltiples. ¿No resulta cada vez más fragmentario el saber que adquiere un universitario?

— Pienso que no hay que formar a los universitarios en una línea muy especializada. Hay que ofrecerles un amplio espectro de conocimientos de relevancia social para que se formen como hombres: por ejemplo, formación sobre cultura, religión, política. Además de ofrecerles la posibilidad de cursar asignaturas sobre dichas materias, tienen que tener el tiempo para estudiarlas; por eso, soy partidario de alargar los estudios a 5 años.

En el futuro, cuando se ponga en marcha el programa de bachelor y master, hemos previsto la posibilidad de carreras en combinación: seguir en una facultad una asignatura maior completando con estudios en otra facultad diferente como asignatura auxiliar. Aunque la posibilidad de ampliar conocimientos de otras disciplinas ya existe actualmente en el Studium Generale.

— ¿Cómo contratan en su Universidad a los profesores e investigadores?

— Cuando hay un puesto vacante, los candidatos solicitan la plaza enviando su curriculum y una comisión de selección decide. También a veces se invita a candidatos muy competentes a solicitar la plaza. Los contratos pueden ser por tiempo indefinido, con uno o dos años de prueba, o para un plazo determinado, por ejemplo mientras dura el período de la tesis doctoral. En Leiden nuestra meta es hacer contratos de cinco años. Además tratamos de crear un ambiente que atraiga a los mejores profesores, ofreciendo medios para investigar y posibilidad de intercambios con las mejores universidades.

— ¿Qué opina del descontento de las universidades holandesas por la dependencia que supone recurrir a empresas para la financiación de proyectos de investigación?

— En Holanda el Estado financia a cada universidad según el número de alumnos; además, otros fondos públicos se consiguen en competencia entre universidades, según los proyectos que se presentan y que son evaluados por una comisión. Hay tal falta de dinero público, que esta comisión solamente puede financiar el 20% de los proyectos que se presentan. La financiación estatal de la investigación científica apenas se ha incrementado en los últimos años, mientras que los desafíos de la investigación son cada vez mayores.

Por eso crece el número de universidades o grupos de universidades que piden ayuda a empresas. En sí, es una buena evolución, mientras que las empresas no impongan la temática de la investigación. Pero la universidad tiene que velar por que haya investigación básica, para desarrollar conceptos nuevos. Y esto solo puede ocurrir con financiación pública.

Carmen Montón

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares