India: enseñanza privada para alumnos pobres

Desde este curso, que empezó en junio, los niños indios de familias pobres pueden ir a escuelas privadas sin pagar. Eso ya estaba previsto en la Ley del Derecho a la Educación, de 2009 (ver artículo relacionado), pero fue recurrido por una asociación de colegios. En abril pasado, el Tribunal Supremo dio el visto bueno a la ley. El New York Times cuenta cómo está siendo la aplicación.

La ley manda que las escuelas privadas reserven el 25% de sus plazas en la educación obligatoria (6-14 años) a hijos de familias con ingresos anuales inferiores a 100.000 rupias (1.440 euros). El fin es acelerar la implantación de la escolarización universal, señalada como meta en la Constitución de 1950 y mandada en una reforma de 2002, pero que aún no se ha conseguido. La tasa de escolarización sigue por debajo del 80% , por término medio, en el campo.

Otro problema es la insatisfactoria calidad de las escuelas públicas, a las que van en torno al 70% de los alumnos. Naturalmente, hay casos muy distintos, pero en muchas falta material, las instalaciones son deficientes y hay un elevado absentismo laboral de los profesores.

En general, los primeros beneficiarios de la cuota han mejorado claramente, pues las familias de cortos recursos suelen estar condenadas a las escuelas públicas de peor calidad. Pero entre las familias más acomodadas que llevan a sus hijos a colegios privados hay cierto descontento por la llegada de niños de clase social inferior. Sin embargo, el principal motivo de queja es otro.

La ley dispone que, por cada alumno de cuota, el Estado pagará al colegio privado el coste del puesto escolar en un centro público de la zona. Pero ese dinero es muy poco (en Delhi, unas 1.200 rupias al mes) en comparación con el precio de una escuela privada de tipo medio (entre 6.000 y 10.000 rupias). Probablemente, la diferencia se tendrá que cubrir cobrando más a los alumnos de pago, como temen los padres de estos.

Este experimento puede cambiar notablemente la educación india. Pero de momento no se ha cubierto la cuota, ni mucho menos, y se ve que el progreso será muy lento. Las escuelas privadas tienen prohibido seleccionar a los candidatos becados por el Estado, pero eso no hace más rápido el tortuoso trámite burocrático necesario para obtener una plaza.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares