Francia: los alumnos de hoy redactan mejor… con más faltas

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los alumnos de 12 a 14 años de la década de los años veinte cometían, como media, menos faltas de ortografía y empleaban mejor la gramática y el cálculo que los estudiantes actuales. No obstante, los de hoy redactan textos más largos, con mayor coherencia y mejor presentación, señala un estudio del Ministerio de Educación francés.

Este balance histórico ha sido posible porque un investigador descubrió series completas de exámenes para el certificado con que, en los años 20, se terminaba la enseñanza primaria obligatoria. Para poder establecer la comparación, el pasado junio el Ministerio propuso a 6.000 alumnos las mismas pruebas de redacción, dictado, comprensión del dictado y cálculo. De las cuatro pruebas, los alumnos actuales sólo salieron ganando en la redacción. (Se excluyeron exámenes de ciencias y de geografía e historia, ya que los contenidos de los programas escolares han variado mucho desde entonces).

En lo relativo a la capacidad para redactar, el informe explica que los estudiantes de 1995 escriben textos más largos, más coherentes, mejor organizados y presentados, con un vocabulario de riqueza similar al de sus predecesores.

Pero fueron peores en la prueba de dictado: hoy cometen, como promedio, más del doble (2,5) de faltas que los estudiantes de antaño. Así, en 1923 un 24% de alumnos no cometían ninguna falta, mientras que hoy sólo lo logran un 5%. Y por cada alumno de entonces que cometía más de cinco faltas, hoy hay nueve. También, antes resolvían correctamente el análisis gramatical el doble de alumnos que hoy.

El estudio destaca también un deterioro en la capacidad de resolución de problemas matemáticos: en 1920 el 80% de los alumnos resolvían total o parcialmente los problemas, mientras que el año pasado sólo lo consiguieron un 53% de los alumnos encuestados. El éxito fue semejante en el manejo de las operaciones matemáticas básicas, salvo en la multiplicación, peor dominada ahora.

No se han encontrado grandes diferencias por razón de sexo. Ellas son mejores en lengua tanto entonces como ahora, y su superioridad se ha incrementado en el dictado y en la resolución de preguntas sobre el texto. En cambio, los varones son mejores en matemáticas, si bien las diferencias han disminuido en las últimas siete décadas.

El encargado de elaborar la investigación ha sido Claude Thélot, jefe del departamento de evaluación y prospectiva del Ministerio de Educación. En su opinión, los resultados reflejan aquello en que los alumnos se entrenan. Los alumnos de la década de los años 20 se ejercitaban diariamente en los dictados, pues era la prueba reina para lograr el certificado.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares