Tomas Alfredson

El topo

El director sueco congela la novela de Le Carré y la narra de un modo sincopado que puede cansar al espectador.

Déjame entrar

Siniestra y fatalista, esta hábil película sueca afronta el cine de terror con un estilo imaginativo y, a la vez, realista.
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico los titulares de Aceprensa